Biomecanica del ciclismo. Autoanálisis

En un estudio biomecánico del ciclismo analizamos las articulaciones, la musculatura, la posición sobre la bici, los distintos movimientos. Se adapta la bicicleta al usuario, para evitar lesiones y optimizar el rendimiento. 

En los meses de diciembre y enero he asistido al curso Biomecanica clínica del ciclismo que ha impartido Jorge Solis en Zaragoza.


Un ejemplo seria Fabian Cancellara. No solo os lo pongo por la predilección que he tenido sobre uno de los mejores corredores de los últimos tiempos, sino para que observéis la posición tan agresiva que lleva sobre la bici. Siendo capaz de aguantar en esa postura durante 50 km o mas. 


En este vídeo se pueden observar las distintas formas que tiene los grandes especialistas para ir en la bici de contrarreloj. Aunque existan pequeñas variaciones de unas posiciones a otras, no podemos pretender ser Wiggins, Cancellara, Martin, Phinney, Froome, Domoulin, Dennis. 
Ese es el gran fallo que tienen un buen numero de ciclistas, comprarse la bici de Valverde, Contador o Boonen. Esos cuerpos están adaptados a muchos kilómetros de bici y durante muchos años. 


En el primer seminario estuvimos hablando de los distintos tipos de bicicletas, tanto de carretera, mtb o triatlon. Se comentó el modelo de bicicletas para mujeres y yo mencione que tenia una bici especifica de chica. Allí decidimos que en el próximo seminario la traería, para realizarme un análisis biomecanico en la parte practica del curso. El profesor se aventuro a decir que seguramente llevaba un sillín estrecho y que hacia una sedestación inestable, por lo que estaba perdiendo fuerza cuando daba pedales. 


Al llegar a casa, lo primero que hice ir a revisar mi sillín y observe un pequeño detalle, pero que seguramente estaba influyendo en mi manera de pedalear, el desgaste del lado derecho del sillín. Tras intercambiar unos cuantos tweets entre Jorge Solis y Juanjo Alcoz, el primero me comento que iba a traer en el próximo seminario un sillín de 155mm, para ver si era la solución al problema. 


Llego el segundo seminario del curso y con él, la prueba ¿Tendría razón? ¿Habría que cambiar el sillín? Empezamos a pedalear y creo que nunca había tenido tantos ojos observando como lo hacia. 

Foto de Juanjo Alcoz

Los ángulos de la cadena de propulsión (tobillo, rodilla y cadera) estaban dentro de los parámetros de normalidad, sin embargo los ángulos de la cadena de estabilización ( glenohumeral, codo, muñeca y tronco) eran superiores. Ademas la sedestación sobre el sillín no era estable.

Adelantamos el sillín, con el objetivo de reducir el angulo glenohumeral y tenerlo en los parámetros de normalidad (80-90 grados) . Este angulo es el formado por la cadera, el borde lateral del acromion y la muñeca. Aunque ya estaba en rangos de normalidad, mis isquiones seguían sin asentarse bien en el sillin.


Cambiamos el sillín, al Specialized Power 155 con el objetivo de que los isquiones, la parte inferior de la pelvis femenina y la que hace el apoyo sobre el sillín encajaran dentro, y de esta forma mi pelvis no hiciera un balanceo al pedalear. Y Jorge acertó con su vaticinio, era lo que necesitaba.


video

Ya he pedaleado unos kilómetros con el sillín nuevo y aunque mi cuerpo se esta adaptando, se nota la diferencia. A seguir entrenando!!! 


1 comentarios :

  1. Explicas las cosas tan bien que hasta para un profano resultan interesantes.

    ResponderEliminar

 

Blogs Recomendables

Entrenamientos